Cartas al Director

Tu voz en la Red

lunes

4

diciembre 2017

0

COMMENTS

La presión de El Gran Recapte

Publicado por , Posteado enOpinión

Botón TwitterBotón Google+Botón Facebook

La campaña de El Gran Recapte resulta una loable y necesaria iniciativa que hace emerger una pequeña cuota de generosidad para quienes llenamos la cesta de la compra cada día. Pero también debiera ser una opción y no una obligación, cuando no una opción sujeta a coacción.

Colaborar con el proyecto si uno quiere y en privado, de manera discrecional, sin tener que pasar por la aduana de los simpáticos y admirables voluntarios que te asaltan a la entrada y te estampan la bolsa en la cara con tanta amabilidad que se hace muy embarazoso negarse y no tener que balbucear torpemente con sonrojo y deplorables pretextos. Puede que esa invasiva estrategia sea imprescindible, pero no siempre los medios justifican el fin, por caritativo que sea. Mejor seducir que imponer, mejor sugerir que apremiar y mejor aún la voluntad de cada uno para ser soberano de sus decisiones.

Pero más allá del plausible propósito, acaso fuera más coherente anteponer la libertad de elección al éxito de la operación y que cada uno pudiera decidir si participa o no sin el incómodo acoso pasivo de voluntarios, cajeras y demás compradores como escrutadores de tus actos, de si decides colaborar o no y de si lo haces, de cuan dadivoso consideres has de ser sin que nadie te juzgue desde la distancia con miradas inquisitivas que te hagan sentir mezquino y desalmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *