Cartas al Director

Tu voz en la Red

Opinión Archive

martes

8

noviembre 2016

0

COMMENTS

Derecho a suicidarse

Publicado por , Posteado enOpinión


Un nuevo derecho se está abriendo camino: el derecho al suicidio asistido sin padecer ninguna enfermedad. Este derecho estará reservado a los ancianos. Los jóvenes que antes, por cumplir dieciocho años, alcanzaban la mayoría de edad y gozaban de todos los derechos ciudadanos, no tendrán acceso a este derecho. Tampoco las personas de cincuenta años ni de las de sesenta años.

.

mayoria

.

Parece ser que solo los muy mayores estarán capacitados para llegar a la conclusión de que la vida no tiene sentido y, por lo tanto, podrán acabar con ella. Los más jóvenes que lleguen a esa misma conclusión tras profundas reflexiones, no podrán acceder a una cómoda eutanasia, sino que tendrán que suicidarse a las bravas.

Si una persona joven y productiva manifiesta su intención de suicidarse, la sociedad entera se le echará encima para demostrarle que se equivoca y recobre las ganas de vivir. En cambio, si una persona es verdaderamente anciana y convence a los responsables oportunos, se le proporcionará un medicamento letal para que muera sin dolor y no cause molestias innecesarias a nadie. Al fin y al cabo, la sabiduría siempre ha sido un privilegio de la edad.

.

palla



domingo

17

enero 2016

0

COMMENTS

Bebés en el trabajo

Publicado por , Posteado enOpinión

Muy Srs míos:

Durante muchos años las mujeres hemos luchado por la igualdad, intentando convencer (creo que se ha logrado bastante) de que somos capaces de rendir en el trabajo igual que los hombres. Queríamos acceder al mundo laboral para conseguir una independencia económica y para que nadie decidiera por nosotras que teníamos que ser amas de casa sí o sí.

Para ello había que convencer a los hombres  y a la sociedad en general (a muchas mujeres también) de dos cosas fundamentales:

-Por una parte, de que ellos se implicaran en  las tareas domésticas y en el cuidado de los hijos. Se ha conseguido bastante; sólo hay que fijarse en la cantidad hombres que hay haciendo la compra y llevando a los hijos al colegio.

-También, había que cambiar algunos aspectos importantes de la vida cotidiana, como más guarderías, y algunas leyes, como por ejemplo que los padres también puedan disfrutar de baja al nacer un hijo. Esa ley ya existe.  Seguramente es mejorable, como cantidad de cosas en esta vida, pero  nos demuestra que la mentalidad general ha cambiado.

Una diputada de un partido de izquierdas le ha pegado una gran patada a toda esa lucha reivindicando que ella “cría a su hijo como le da la gana”. No creo yo que puedan hacer lo mismo todas esas madres  y padres  trabajadores a los que ella tiene obligación de defender.

Si padres y madres trabajadores llevamos a nuestros hijos al trabajo, difícilmente rendiremos bien en nuestro puesto.

Con lo que hemos cacareado que, en el tiempo que pasamos con nuestros hijos, es más importante la calidad que la cantidad, a los que tenemos los hijos mayores, que hemos combinado trabajo y familia, perdón, “conciliado” creo que se dice ahora, nos acaba de dar una lección que ha tirado por tierra nuestro años  pasados.

Esa diputada es de izquierdas ¿verdad? .Continúo atónita

Atentamente

RZM

Barcelona

lunes

23

marzo 2015

0

COMMENTS

La imaginación como solución a la crisis

Publicado por , Posteado enRevolución social

En estos tiempos difíciles que estamos viviendo en la prensa y televisión sólo oímos noticias relacionadas con la crisis, cierres de empresas, jóvenes sin trabajo, jóvenes sin ganas de buscarlo y adultos que han perdido la esperanza… Son tiempos complicados estos para todos, pero no todas las empresas cierran y muchas no sólo no lo hacen sino que crecen más cada día. Dicen que la imaginación es la solución a la crisis y en este post os hablaré de algunas empresas que creo han sabido capear la crisis y no sólo no perder sino salir fortalecidos de ella… Entra a leerlo, quiero compartir contigo un poco de positivismo ante tantas malas noticias.

Crisis-economica

(más…)

miércoles

11

marzo 2015

0

COMMENTS

¿Seremos capaces de aprender de la crisis?

Publicado por , Posteado enRevolución social

En el mundo en general y en España en particular llevamos muchos años sufriendo una crisis económica terrible, una crisis que está haciendo la vida muy difícil a muchas personas. En este artículo no quiero quitar importancia a los terribles efectos de la crisis ni quiero dar la impresión de que no le doy la importancia que tiene, pero creo que por estos terribles momentos que estamos viviendo estamos en la obligación de hacer un esfuerzo por aprender lecciones de esta crisis para que no vuelva a ocurrir.

¿Qué la ha causado?

Esta pregunta tiene para mi muchas respuestas, algunas menos agradables que otras.

  • Creo que en esta crisis han influido nuestros gobernantes y personas con mucho poder y capacidad de toma de decisiones.
  • Creo que en ella han influido los bancos, que dieron créditos a diestro y siniestro y convencieron a mucha gente de que firmara créditos porque los podrían pagar sin problemas.
  • Creo que en esta crisis han influido muchas grandes empresas, muchas de las cuales han hecho su agosto vendiendo productos y cuando se han quedado sin ingresos en lugar de tirar de inversiones o pensar en otras medidas han tomado el camino más fácil, despidiendo a miles de trabajadores.

Pero también creo, y esto es menos agradable de reconocer, que en esta crisis hemos influido muchos ciudadanos de pie, muchos como yo y como otras personas que como yo no tienen poder de influencia de forma individual pero que con la suma de nuestros comportamientos la hemos alimentado sin saber claramente que lo estábamos haciendo.

  • Influí en ella cuando me subí al carro del consumo exacerbado y me compré un coche varios miles de euros más caro de lo que lo necesitaba.
  • Influí en ella cuando compré mi casa, porque en lugar de intentar formar una cooperativa para construirla de forma más económica la compré a una promotora por mucho más dinero del que valía.
  • Influí en ella cuando no miraba demasiado lo gastado con mi tarjeta de crédito.
  • Y sobretodo influí en ella cuando me convertí en un especulador, porque compré una segunda vivienda de vacaciones pensando que si más adelante no podía pagarla siempre podría venderla por más de lo que la compré… por esto y por otras causas más pienso que yo también influí en esta crisis.

¿Qué podemos aprender de ella?

  • Que los bancos no son nuestros amigos, que cuando nos dejan dinero con sonrisas y quitan importancia al pago de letras en su mente están pensando en beneficios y si no los tienen siempre nos podrán quitar nuestras casas.
  • Los gobernantes, o al menos los que tenemos ahora, no se preocupan por los ciudadanos, sino por mantener sus puestos, salarios, cuotas de poder y por hinchar los bolsillos de sus amigos.
  • No necesitamos coches tan grandes, tan caros ni que corran tanto.
  • Podemos vivir con menos ropa de lo que pensábamos.
  • Debemos de volver a creer en las personas, y si las viviendas hubieran estado construidas por cooperativas de viviendas tendríamos la misma casa, o mejor, pero más barata.
  • Sólo la solidaridad puede salvar el mundo, y ahora que sufrimos la crisis en nuestras carnes no debemos olvidarnos, cuando se haya pasado, que otras personas en el mundo sufren esta crisis y otras mucho peores, con guerras, hambre y muerte rodeándoles.

¿Seremos capaces de aprender de la crisis? Yo creo que sí, y espero que dentro de unos años entre todos nosotros hayamos construido un mundo mejor 🙂

Saludos esperanzados 🙂



viernes

10

enero 2014

0

COMMENTS

Libertad

Publicado por , Posteado enOpinión

¿Qué ocurre con nosotros, hombres y mujeres enfermos de miedo? Un miedo que congela nuestras almas y no nos deja reaccionar ante esta grave situación; que ha cegado nuestros ojos a lo evidente, y cerrado nuestros oídos al cabalgar ruidoso de los Jinetes del Apocalipsis. Imbuidos estos de un poder masculino, agresivo y violento, sin equilibrio alguno de lo femenino. Que está arramplando con todo, especialmente con la sensibilidad humana. Esa faceta inmaterial que nos hemos acostumbrado a obviar por “inútil”.

¿Dónde están nuestra valentía y nuestras agallas para poner freno a esta crónica de un desastre anunciado, a la que parecemos asistir con la inteligencia congelada?

¡Liberémonos de este embrujo negro, bendecido, que nos tiene sometidos y demos el primer paso hacia nuestra propia comprensión! ¡Recuperemos el poder dormido que habita, esperando, en nuestra conciencia interior!

¡Neguémonos a servir por más tiempo a este miedo controlador y sus agentes, y recuperemos nuestra dignidad sometida en estos tiempos de oscuridad!

¡Demos cabida a nuestra propia iluminación, que no está lejos, sino aquí mismo, y que no viene como piensan los crédulos de fuera (de las “eléctricas” que diríamos), sino de nuestro interior, aprisionado como está por capas y capas de condicionamiento social y religioso y que clama, hoy más que nunca, expresarse en completa libertad.



lunes

2

diciembre 2013

0

COMMENTS

El liderazgo de los impresentables

Publicado por , Posteado enOpinión

En la prensa diaria, de hace algunas semanas, aparece una foto entiendo que escandalosa. La foto corresponde al posado de la selección anglo irlandesa de rugby con el premier británico David Cameron y en la misma el jugador samoano Manu Tuilagi, jugador de los Lions, le pone los cuernos al mismísimo Presidente, la foto está realizada en la puerta de la residencia oficial del premier. Siento indignación, sin conocer ni el motivo ni a los dos implicados, porque considero una falta tremenda de respeto y una falta de valores en el mundo actual. Los que nos hemos dedicado a la educación durante muchos años, los padres de familia, los ciudadanos civilizados, opinó que consideramos en el marco: de la convivencia, de la tolerancia, de la sociabilidad, de la ciudadanía, una grave falta este hecho que nos demuestra una vez más los niveles a los hemos llegado en lo referente a la dignidad del ser humano. Incluso en los países aparentemente más civilizados suceden estas cosas bochornosas. El jugador Manu seguro que goza de gran liderazgo entre los jóvenes, pues indiscutiblemente el deporte arrastra a multitud de jóvenes ¿y qué pensarán ahora de esta acción estos mismos jóvenes seguidores de este deportista de élite? seguro que para muchos de los jóvenes, esta acción, será una nueva consigna, un ejemplo a seguir. Como podemos los educadores educar cuando arrasa tanta incompetencia, tanta incorrección, tanta falta de respeto, tanta intolerancia y tanto sinvergüenza de élite que ocupa el pódium de los vencedores. Este es un ejemplo claro, este señor: Manu, siendo -por lo menos en esta acción- un indeseable, ocupa una portada que da la vuelta al mundo. Qué pena que nuestra sociedad mundial o local siga por estos derroteros. ¿ y qué pasa después con los jóvenes que observan  las acciones de estos maleducados? Qué pasa con ellos: en las familias, en los colegios, en los institutos, en la universidad, en el fútbol, en las calles, en el trato con nuestros mayores, pues un poco igual: falta de respeto tras  falta de respeto, un sinfín que roza el vandalismo, y no contestes a la mala acción si eres mayor y te pasa algo de esto,  porque estás expuesto a recibir un improperio o una paliza. Ciencia y tecnología hace falta mucha en nuestro tiempo, pero también cultura, educación en valores, civilizaciones civilizadas, rectitud y  un mundo  moderno mar respetuoso y tolerante. Una sociedad en la que prevalezca la cordialidad y los buenos modales. Esos valores no son de antaño, son de siempre, para poder de esta manera construir un mundo mejor; un mundo mejor anclado y cimentado en la dignidad del ser humano.



domingo

1

diciembre 2013

0

COMMENTS

No se salvaron dos, sino tres.

Publicado por , Posteado enartículo personal, Opinión

Hace unos días en la hemeroteca de una página de internet, dedicada a la prensa diaria, encontré el siguiente titular, fechado el domingo, 28 de julio y concretamente en el diario el País: “No se salvaron dos, sino tres”. La noticia contaba el caso de una mujer embarazada de siete semanas  y su hijo de siete años que sobrevivieron al terrible accidente ferroviario de Santiago de Compostela. La mujer era Marisol Echevarría y se enteró de que estaba embarazada cuando entró al hospital por las heridas recibidas en el accidente ferroviario. ¿Por qué un bebé en el seno materno es un ser humano en unas circunstancias y no en otras? ¿Cuándo deja de serlo? Es muy bueno que nos acostumbremos a ver siempre vida en donde hay vida. En muchas ocasiones por defender el aborto tergiversamos la verdad     y convertimos a un ser humano aún no nacido en un: “Objeto no identificado”. Y esto lo hacemos en el “Centro de la Mujer” de los más diversos lugares y lo hacemos en “Periódicos” y lo hacemos en “Revistas cualificadas” y lo hacemos en los más diversos “foros”. Por desgracia en muchas ocasiones interesa  transformar la vida en muerte, debido simplemente al egoísmo, o al placer, o a la comodidad, o por hacernos dueños absolutos de la creación. En esos casos: ni Dios, ni la vida importa, impera la cultura de la muerte. En esta ocasión el diario el País ha acertado con el titular y hay que felicitarlo, pero en muchas otras ocasiones opta: por la ambigüedad o por la cultura de la muerte. Es bueno que, al menos, las desgracias nos sirvan para ir rectificando el rumbo: El rumbo de la maldad o el rumbo de la indiferencia o el rumbo de la muerte de seres inocentes.



jueves

17

mayo 2012

0

COMMENTS

Deuda ilegítima, la solución

Publicado por , Posteado enPartidos Políticos, BCE, PSOE, PP, Política

Deuda ilegítima, la solución

Deudas ilegítimas son aquellas contraídas contra los intereses de la población o sin su permiso expreso.
Es un concepto que viene a decir que la deuda de un país, si se ha contraído sin el conocimiento de la población y hace imposible su crecimiento económico, es ilegitima y no se debe pagar.
El argumento es que esta deuda no es una obligación para la nación; es una deuda personal del poder que la ha tomado, y por lo tanto esta se termina con la caída del poder que la tomó.
Importante decir que esto último es un requisito indispensable para ser aceptada por organismos como el Banco Mundial o el FMI.

Este recurso que en principio parece cosa de revolucionarios antisistema, lo han llevado a la práctica países tan estables como EEUU (2003), Argentina (2001), y Grecia lo hará en breve.

En España, nuestra deuda pública se debe fundamentalmente a que los gobiernos de PSOE y PP necesitaban dinero para financiar proyectos que en su mayoría no nos consultaron expresamente.

Por otra parte, el BCE (con el culpable Trichet a la cabeza) prohibió la financiación a los gobiernos por el banco central, y obligó a que se financien por la bancaprivada. Esto produjo un aumento de la deuda en forma de intereses, y enormes beneficios para los banqueros privados.

La solución que propongo para salir de esta crisis que nos ahoga, para acabar con nuestra absurda deuda, es que caiga el gobierno del PP, que se renueve o desaparezca por completo el PSOE, y que el nuevo gobierno, de otro partido, negocie una quita avalándose en este argumento.

En estos momentos, países que han cambiado drásticamente de gobierno (Italia, Grecia, Portugal, Irlanda) están negociando esta quita de deuda.

España no podrá hacerlo hasta que PP y PSOE desaparezcan del mapa político, por lo que ya se encargarán de ocultarnos la existencia de esta opción.

Ahora sí está en nuestra mano, el obstáculo para salir de la crisis se llama PPSOE.

Raúl Herencia
Mayo 2012

Las Sicav en España o como los ricos no pagan impuestos

lunes

19

marzo 2012

1

COMMENTS

Aburrimiento

Publicado por , Posteado enOpinión

Esto de la crisis ya cansa. Cansa a los parados, jubilados, funcionarios, trabajadores precarios, jóvenes… a todos cansa porque esto nunca cambia a mejor. Y cansa porque de tanto repetir lo mismo acabas aburriéndote. Mi madre prefiere cambiar de canal cuando hablan de la crisis, “porque los concursos son más alegres” dice con razón.
Un problema que encuentro cuando me aburro con esto de la crisis es la ambigüedad. Dicen de los mercados, de la banca, que viene el lobby financiero…pero ¿quiénes son los malos? ¿No sería esto más entretenido si damos nombres, personas concretas?
Propongo hacer una lista que recoja nombres de, según entiendo modestamente, presuntos delincuentes económicos. ¿No es delito actuar a sabiendas con el objetivo de lucrarse a costa del sufrimiento de los demás? Pues eso es exactamente lo que se ha hecho y se hace en la actualidad.
Voy a ser concreto, y desde aquí propongo que se aumente la lista.
Mi primero en la lista del oprobio es Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo de 2003 a 2011. Una de sus actuaciones es la que sigue:
El BCE presta dinero a los bancos (ya van 1.018.000 millones de euros, ¿cuánto dinero es eso?) a unos intereses bajísimos (1%). Pensarán, ¿es para facilitar el crédito a personas necesitadas y pequeñas empresas? NO. Con este dineral, los bancos, sobre todo los españoles Bankia, BBVA y Banca Cívica, compran deuda pública a los estados miembros a unos intereses elevadísimos (6 %), forrándose de forma segura. Para colmo, esta deuda está avalada por el propio BCE, que pagaría a estos bancos, intereses incluidos, si algún país no lo hiciera.
Cualquier persona mínimamente conocedora de asuntos financieros se podría preguntar “¿por qué el BCE no presta dinero directamente a los estados, en lugar de hacerlo a través de los bancos?”. Porque el BCE está regalando literalmente nuestro dinero a la banca. Es un auténtico chollo, conseguir dinero gratis a costa de nuestros impuestos y del sufrimiento de millones de personas. Absolutamente escandaloso.
Venga, vamos a quitarnos el aburrimiento… ¿a quién propones para aumentar la lista?

Raúl Herencia,
marzo 2011.

GIF Amigos 120x60

viernes

2

diciembre 2011

0

COMMENTS

Opinión de un ciudadano ejemplar

Publicado por , Posteado enOpinión

Sólo decir que no soy un experto en el arte de escribir, pero si tengo sentimientos, que es lo que me lleva a escribir esto:
_________________________________
Ante todo decir que al igual que a los políticos les gusta que la sociedad les escuche, a la sociedad, que es a la que representan, también quiere que se les escuchen. En las noticia de esta mañana he escuchado a José Blanco decir que dice lo que cree y opina, pero, ¿y la sociedad?, ¿dónde nos expresamos?
Tengo que partir de la idea de que en España no está basada en una democracia, sino en una dictadura. En el momento en el que la sociedad mete el boto en la urna, automáticamente, sea el partidos que sea, comienza a tomar decisiones sin el consentimiento de esas personas que han hecho que ese partido esté en el poder. Yo quiero que me pregunten si me parece bien que tengamos que pagar una crisis inventada y creada para hacer que los ricos sean más ricos. En Irlanda preguntaron mediante referéndum si los ciudadanos deseaban pagar la crisis. A Grecia le quedan dos telediarios para salir de la zona euro, España, Italia y Portugal están advertidas, pero nadie se ha preguntado porqué a nosotros no se nos pregunta si queremos pagar la crisis.
Me da pena ver banqueros y ministros de España, y otras partes del mundo que van de que representamos al pueblo y nada más que hay que ver los trajes, zapatos, joyas y coches que llevan. ¿No nos hemos preguntado qué pasaría si ellos se bajaran un poco el sueldo? En mi opinión, no hacen más que una mujer/hombre que trabaja limpiando escaleras, o sirviendo al público en un restaurante, es más, para mí se merece más la persona que hace esas funciones que un político que se dedica a decir lo que piensa en la televisión.
No quiero o sé que no va a ser publicado porque iría en contra de la política de empresa de un periódico, o incluso su línea editorial, pero si quiero que alguien como el director de un periódico, vea que un estudiante de comunicación, que no tiene nada y que cree que no va a tener nada de seguir así, es capaz de intentar hacerse escuchar. Quiero que me escuchen, pero sobre todo quiero que se escuchen a las personas que van por encima del dinero y de lo material. Algún día nos arrepentiremos de hacer lo que estamos haciéndole al mundo en el que vivimos.