Cartas al Director

Tu voz en la Red

lunes

6

noviembre 2017

0

COMMENTS

Las mentiras programadas por políticos “elitistas”

Publicado por , Posteado enOpinión

Botón TwitterBotón Google+Botón Facebook

Las diferencias sociales son inevitables en sociedades liberales, al tiempo que la igualdad de oportunidades debe ser protegida en esas mismas sociedades.

Dicho esto, las circunstancias personales irán rediseñando el mapa sociológico de un país. Una buena formación y, como se dice, saber estar en el sitio adecuado en el momento preciso hará que las posibilidades e ilusiones personales vayan haciéndose realidad.

Estos axiomas se vienen abajo cuando una sociedad va engordando la economía de determinados personajes en base, unas veces a criterios de interés político y otras en base a poltronas creadas para mejorar las llamadas “marcas”: “Marca España”. “Marca Reales Academias”, “Marca Olímpica”, “Marca Conserjerías”, etc…

Se crean monstruos capaces de destrozar los ideales de TODOS con tal de mantener un “Statu quo” preferente. Se comienza a ver como normal los sueldos estratosféricos, las dietas y kilometrajes imaginarios, las nuevas clases sociales con nombres pomposos: “Consejero de…”, “Adjunto a…”, “Secretario segundo de…”… clases sociales ficticias pero con realidades económicas injustificables.

El “déficit” se generaliza, las “cajas” se descentralizan, los grupos de presión se aglutinan… mientras, la clase obrera, la de la “igualdad de oportunidades” alimenta sus ansias de prosperidad en permanentes concentraciones, marchas, manifestaciones… todas ellas encabezadas, con caretas, por las clases sociales “preferentes” como cebo engañoso.

Terminadas las manifestaciones y las concentraciones, las privilegiadas cabeceras abandonan el lugar en sus coches con conductor, pagados por todos, y se dirigen a sus “pequeños paraísos” egocéntricos, donde no pueden entrar los que gritan en las concentraciones interesadas y organizadas por la elitista clase política.

Cuando una sociedad necesita llenar las calles para ocultar muchas interesadas realidades de unos pocos… comienza el deterioro moral y la confrontación social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *